Pedro Juan Caballero, 19 de agosto de 2019
País

Empresarios de la frontera en alerta por desplome del comercio fronterizo

A través de un comunicado, representantes de la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este manifestaron su preocupación ante el desplome del comercio fronterizo. Urgen al gobierno una pronta intervención.

Propietarios y empleados de las diversas cámaras y asociaciones comerciales de la frontera con Brasil y también algunos empresarios de Encarnación, se encuentran en estado de alerta debido al desmoronamiento del comercio fronterizo, principalmente por la instalación de tiendas “duty free”.

Alarmados ante esta situación, miembros de la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este se reunieron y desarrollaron un monitoreo en las áreas afectadas. Con los resultados se determinó que la baja en las ventas en los comercios locales ha generado el aumento del desempleo en un 30%, lo que ocasiona el incremento en las operaciones informales, la evasión impositiva y las actividades ilícitas.

Estiman que alrededor de 600 mil compatriotas se hallan en dependencia económica del comercio fronterizo, los que se ven directamente afectados por el cierre de tiendas y comercios en la zona.

“Vivimos un año 2019 económicamente catastrófico, y nos vemos en la necesidad de continuar con la disminución del personal. Eso preocupa ya que vemos de que no existen alternativas de reinserción laboral en nuestra región de frontera”, mencionó Ramón Alberto Rojas empresario de Salto del Guairá.

Por su parte, Juan Vicente Ramírez, de la Cámara de Comercio indicó que es imperante la necesidad de intervención del gobierno para reactivar la competitividad del mercado de ventas al turista. “Tenemos segmentos de productos con mucho potencial de atracción y ventas que actualmente están adormecidos debido a sus altos aranceles de importación, otros impuestos y tasas”, señaló.

Como ejemplo de estos casos mencionó el área de prendas de vestir y bebidas, dos segmentos que no aparecen en el radar económico debido a la falta de competitividad, que podrían traer una recuperación del mercado en un orden del 30%.

“También la reducción en los segmentos de productos tradicionales como la electrónica e informática pueden permitirnos crecer adicionalmente otros 30%. Y especialmente salir de la línea deficitaria en el que se encuentra el golpeado comercio de la frontera”, agregó.

Comerciantes fronterizos de todo el país están en jaque ante la amenaza que representa para el comercio de la región la instalación de tiendas “Duty Free” (libres de impuestos) en Foz de Iguazú.

El Duty Free en lado argentino de la triple frontera ya generó impacto, y los que se instalen en Brasil serían fulminantes para este sector económico, según manifestaron desde los gremios de comerciantes de frontera de las ciudades de Encarnación, Ciudad del Este, Salto del Guairá y Pedro Juan Caballero.