Dos suboficiales son imputados por presunto robo de municiones de la Policía

La fiscala Natalia Cacavelos imputó este último martes a dos agentes de la Policía Nacional por presuntamente haber robado cartuchos con 2.500 balas de calibre 9 milímetros de la Armería de la Agrupación de Seguridad de la Comandancia. Además, se solicitó la prisión preventiva para ambos. Se trata de los suboficiales Luis Alberto Zelada Echagüe y Cristhian Daniel Ramos Agüero, a quienes se les atribuyen en la investigación hechos de hurto agravado, detentación y tráfico ilícito, según informaron desde el Ministerio Público.

Uno de ellos estaba prestando servicios en el momento del supuesto robo, por lo que se encargó de extraer los cartuchos de la sede policial, mientras que el otro retiró las municiones a bordo de un automóvil particular.

De acuerdo con lo señalado a NPY por el subcomandante de la Policía, comisario Baldomero Jorgge Benítez, el faltante se logró identificar mediante el control rutinario, realizado en el sitio donde se almacenan grandes cantidades de armamentos.

No obstante, aseveró y lamentó que no se trata de un caso aislado en el lugar, debido a que los robos de municiones se dan de forma constante.

El caso
 

De acuerdo con el relato, el hecho habría ocurrido en la mañana del pasado 17 de setiembre, cuando el suboficial inspector Ramos Agüero estaba de servicio en el lugar y sustrajo los cartuchos de balas.

Posteriormente, para el mediodía llegó a bordo de un automóvil particular Zelada Echagüe, quien en ese momento se encontraba con reposo médico.

El mismo le habría prometido a Ramos entregarle unos G. 8.000.000 a cambio de los cartuchos, de cuyo monto solo le dio hasta el momento G. 1.000.000.

Una vez que tuvo en su poder las municiones, el suboficial se retiró del sitio y se presume que parte de los cartuchos robados fueron vendidos en Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay.

DESCARGA nuestra APP gratis desde Google Play