Local

Policías del GEO fueron emboscados por abigeos en Capitán Bado, dice fiscal

El fiscal Hernán Mendoza manifestó que dos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO), uno fallecido y otro herido, fueron emboscados por personas que se dedican al abigeato en una estancia en Capitán Bado, Departamento de Amambay.

El fiscal Hernán Mendoza contó que los agentes fueron atacados por personas desconocidas en la estancia San Marcos 2, propiedad de Sonia González, en la ciudad de Capitán Bado, en donde la semana pasada fueron faenados de forma clandestina cuatro animales.

Explicó que por las características del hecho se descarta que sean de algún grupo criminal importante. Los indicios apuntan a que son abigeos. Incluso en el lugar donde ocurrió el ataque hay restos antiguos de animales faenados en la zona.

"Todo indica que fue un ataque directo. Levantamos de ambas manos de la víctima muestras para hacer la prueba de nitrito y nitrato ya que estaba con su arma reglamentaria en puño, pero lo más probable es que fueron emboscados, todo indica eso", comentó el investigador.

Mendoza señaló que el ataque fue presuntamente perpetrado por 9 a 10 personas. Mencionó que un conocido modus operandi es llevar a mujeres y niños para poder usarlos como escudo, ya que muchas propiedades tienen protección de la Agrupación Policial Ecológica Rural para repeler este tipo de hechos.

Explicó que los dos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) fueron a verificar el establecimiento para tratar de evitar robo de ganado, cuando fueron atacados por los desconocidos.

El uniformado fallecido es el suboficial primer Pedro Flores, quien recibió un disparo en el pecho, presumiblemente calibre 22 milímetros, un tipo de arma común entre los abigeos, según el fiscal.

El policía que resultó herido es el suboficial primero Emilio Lugo, quien trató de auxiliar a su compañero y en ese momento recibió un disparo en el tórax, por lo que tuvo que correr del lugar para pedir ayuda, abandonando su fusil reglamentario. El arma ya fue recuperada del lugar.

Los dos policía solamente portaban chalecos tácticos, no contaban con antibalas.

Dueño de estancia fue asesinado en el 2019 La estancia San Marcos es propiedad del brasileño Aguinaldo Correia Lemes, de 48 años, quien fue asesinado por sicarios el 18 de julio del 2019 en pleno microcentro de Capitán Bado.

La esposa del ganadero, de nombre Sonia González, tenía custodia policial emanada por la Fiscalía zonal. El policía fallecido y el herido iban al establecimiento cuando ella estaba en el sitio.

Además, en la misma zona donde está la estancia se produjeron varias incautaciones de drogas.