País

Policía sospechoso de asalto a comerciantes fue detenido

Juan Ángel Servián González, agente policial de San Estanislao, Departamento de San Pedro, fue detenido por agentes de Investigación del Alto Paraná, con relación a un robo a mano armada perpetrado contra una familia de comerciantes, sobre la ruta PY02, a la altura del distrito de Yguazú.

Los investigadores buscan también a David Oriol Maldonado Ojeda y César Alexi Espínola Galeano, como el resto de los integrantes de la banda que asaltó días atrás a una pareja de comerciantes que transitaban por la ruta PY02.

De acuerdo con la investigación, los delincuentes exhibieron placa de identificación policial para parar a las víctimas, pero terminaron robándoles cerca de G. 150 millones en diferentes monedas.

El agente policial detenido, de nombre Juan Ángel Servián González, fue interceptado el miércoles en una calle del barrio Lourdes, de la ciudad de San Estanislao, Departamento de San Pedro, con parte del botín, conforme al reporte del Departamento de Investigación del Alto Paraná.

El atraco ocurrió el lunes en perjuicio de Heriberto Cabrera Santacruz, su esposa Norma Ayala y el hijo Luis Cabrera Ayala, quienes se desplazaban en un automóvil de la marca Toyota, modelo Allion, con dirección a Ciudad del Este, cuando fueron interceptados por los falsos policías, según la denuncia.

Los asaltantes eran tres, armados con pistolas y con placa de identificación policial, quienes se encontraban en un automóvil de la marca Honda, modelo Fit, que luego fue incinerado a unos cuatro kilómetros de la vía internacional.

Las víctimas fueron despojadas de USD 15.000 y G. 55 millones, para luego ser trasladados a un lugar despoblado del kilómetro 27 Acaray de Minga Guazú, donde fueron abandonados.

Un identikit confeccionado sobre la base de las descripciones hechas por las víctimas llevó a la detención del suboficial, de cuyo poder fue recuperado USD 1.000 y G. 13 millones, según el reporte de los intervinientes.

Los investigadores confirmaron que los delincuentes siguieron a su víctima desde el Departamento de Caaguazú. Estos datos habrían sido corroborados con copia de circuito cerrado de los puestos de peaje y estaciones de servicios de la zona.